TERCERA FUGA DE UNA MENOR DEL CAIMEDE

Ayer ocurrió una nueva fuga de una jovencita del Centro de Atención Integral al Menor en Desamparo (Caimede), la tercera que se registra en un lapso de 15 días, informó el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia en Yucatán (DIF Yucatán).

La menor que escapó fue identificada como N.A.A., de 15 años de edad, quien se encontraba bajo cuidado de personal de la institución al momento de fugarse.

Es la segunda vez que esta menor escapa: la primera desde las instalaciones del Caimede y, en esta ocasión, mientras tomaba clases del Instituto de Educación para Adultos en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), dependiente del DIF Estatal.

Informes extraoficiales relatan que la adolescente pidió permiso para ir al baño en momentos en que su cuidadora estaba ocupada llevando a otra chica también a los sanitarios.

N.A.A. esperó cinco minutos después de que la cuidadora desapareció y solicitó permiso a su maestra, identificada como Mireya, para ir también al baño. La profesora se lo otorgó sin que hubiera regresado la cuidadora con la primera chica.

Cuando la “niñera” regresó al aula se percató de la ausencia de N.A.A. y cuestionó a la profesora, pero era demasiado tarde, pues la chica ya había escapado.

La adolescente nunca llegó a los sanitarios. Se dirigió directamente a la salida y ningún empleado del DIF prestó atención. La joven se perdió y se desconoce su paradero.

La institución dio parte a las autoridades policiacas para su localización y fue levantada una denuncia ante la Fiscalía General del Estado, indicó el DIF Estatal, donde se manifestaron preocupados por ser una situación recurrente en el Caimede.

PRESIDIO informó que dos menores de edad escaparon el pasado miércoles 7 de este mes al evadir la vigilancia en la casa-hogar ubicada en el fraccionamiento Jardines de Nueva Mulsay, al poniente de Mérida.

Ambas menores, también de 15 años de edad, utilizaron varios colchones que estaban apilados junto a un portón trasero para saltar por encima de él y escapar.

No habían pasado 15 días cuando ayer se fugó otra adolescente, poniendo en entredicho la efectividad de la institución para hacerse cargo de esta delicada labor, pues se han revelado graves anomalías al interior, que van desde el estupro y sucesos de índole sexual hasta el riesgo de una desgracia en el área de maternal y cunas, cuyos detalles saldrán a la luz pública en los siguientes días.

PRESIDIO ha recabado testimonios de personas dentro y fuera de la institución, entrevistadas por separado, que demuestran que los directivos del Caimede han perdido su control.

El DIF dijo que ha iniciado una investigación para aclarar lo sucedido ayer, aunque todo indica que se apunta hacia la cuidadora como la única responsable.

Es segunda ocasión que N.A.A. escapa del Caimede y de la misma niñera, señaló.

Sobre alguna responsabilidad por parte de su directora, Alicia Beatriz Canto Alcocer, en esta inusual situación que envuelve al Caimede, el DIF admitió que desde el año pasado hay un exceso de quejas contra ella.
Sin embargo, “es algo que siempre ha existido, como en todos lados”.

“Siempre habrá inconformidades, sobre todo en un lugar como el Caimede, que opera con más de 250 empleados”, apuntó.
Tras las publicaciones de PRESIDIO han arreciado en esta página las opiniones y comentarios populares que señalan que “algo no está bien” en el Caimede, ya que “por algo” se están escapando los menores en forma exponencial en esta administración, en comparación con las anteriores. De ello daremos cuenta en siguientes entregas.
(PRESIDIO/Edoardo Manzanilla)