Tercer restaurante asaltado con violencia en menos de 48 horas en Cancún

Apenas unas horas después de que el presidente municipal, Remberto Estrada Barba rindiera su primer informe de labores, la sucursal de la cadena de hamburguesas “Carl Jr”, se convirtió en el tercer establecimiento de comida en ser asaltado con violencia.

Anoche, sujetos armados ingresaron al restaurante ubicado en la Plaza Outlet, sobre la Avenida  Andrés Quintana Roo, amagaron a los empleados y se llevaron el dinero en efectivo de las cajas registradoras.

El lugar se ubica a menos de 2 kilómetros de las oficinas de la Vicefiscalía General del Estado, el Centro C-4 y las oficinas centrales de la Secretaría municipal de Seguridad Pública y Tránsito, por lo que en cuestión de minutos llegaron elementos de las policías municipal y ministerial quienes realizaron las indagatorias correspondientes.

Se reportó que un empleado fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja luego de recibir un cachazo por parte de los asaltantes.

Se trata del tercer negocio de comida que asaltan en menos de 48 horas, pues la madrugada del lunes, a unas calles del Palacio Municipal, sujetos armados sometieron a los empleados para vaciar las cajas con las ventas del día del establecimiento de La Parrilla en la avenida Yacxhilán.

Horas después, en Plaza Cumbres, cerca del acceso a un lujoso desarrollo residencial de lujo del mismo nombre, prácticamente con el mismo esquema, ladrones fuertemente armados someten a los empleados del restaurante “El Café de la Náder” para llevarse el dinero con las ventas del día.

En un comunicado, la cadena operadora del Café de La Náder, lamentó convertirse en una víctima más “de la inseguridad que invade nuestro municipio, nuestro estado y nuestro país”.

De acuerdo con la versión que proporcionó la empresa, después de la hora de cierre, dos sujetos armados entraron al establecimiento, amagaron a los empleados, obligándolos a entregar el dinero de las cajas y de una caja fuerte para luego darse a la fuga en una motocicleta donde los esperaba un tercero.

“Por fortuna no habían comensales y ningún colaborador sufrió daño alguno”, indicó la empresa en un comunicado difundido en su cuenta de Facebook.

“De esta forma nos convertimos en una víctima más de la inseguridad que desafortunadamente invade nuestro municipio, nuestro estado y nuestro país”, concluye el mensaje, añadiendo el “hashtag” #cancunseguro.

Los tres asaltos provocaron que dirigentes del sector restaurantero exigieran a las autoridades acciones para controlar la ola de violencia e inseguridad que afectan al municipio de Benito Juárez.(Con información de Infoqroo.)