El sector salud se “lava las manos” en Oaxaca

OAXACA.— La secretaria de Salud, Gabriela Velásquez Rosas, culpó al gobierno de Gabino Cué Monteagudo de poner en riesgo la salud de la población al dejar caducar 28 mil 404 piezas (564 kilogramos) de medicamento llamado Ciclofem (Fermidol-Medroxiprogesterona-Estradiol), según “Proceso”.

Para “limpiar” al gobierno de Alejandro Murat, la servidora pública señaló que “el problema de los medicamentos caducos, que hoy encaran los servicios de salud, desafortunadamente son por errores del pasado”.

Sin embargo, agregó a manera de justificación que “desde el inicio de esta administración se emprendieron acciones inmediatas de detección e inventario para evitar riesgos en la salud de la población”.

Lo cierto es que la Profepa instauró ayer un procedimiento administrativo contra los Servicios de Salud en Oaxaca por el almacenamiento irregular y mal manejo de más de media tonelada de medicamentos caducos, pese a que dichos residuos son peligrosos.

Inspectores federales de la Profepa realizaron una visita a un establecimiento de la Jurisdicción Sanitaria 1 de los Servicios de Salud en Oaxaca, donde constataron que dicho lugar no contaba con el registro como generador de residuos peligrosos ante la Semarnat.

A través de una denuncia ciudadana, la Profepa verificó que la empresa no disponía de la auto-categorización, tampoco contaba con las bitácoras de generación de dichos residuos, así como los manifiestos de entrega, transporte, recepción y constancia de disposición final de los mismos.

Por ello, esta Procuraduría instauró un procedimiento federal administrativo a efecto de dictar las medidas de urgente aplicación, correctivas y de seguridad necesaria para evitar un daño o riesgo ambiental, así como puntual seguimiento a la disposición final adecuada de los medicamentos caducos encontrados en la visita de inspección.

La Profepa vigila a empresas que realizan actividades que puedan causar daños o deterioros a los recursos naturales y contribuye a disminuir el riesgo de contaminación, con repercusiones peligrosas para los ecosistemas y a la salud pública.

En respuesta, la directora General de los Servicios de Salud manifestó que “instruyó a todos los jefes jurisdiccionales y directores de los hospitales del estado, para que se elaborara de manera inmediata el inventario de medicamentos con el objetivo principal de conocer la fecha de compra, surtimiento, proveedor y fecha de caducidad de los mismos””

Esta acción es con la finalidad de deslindar responsabilidades y en caso de detectar alguna irregularidad, se notificará a la autoridad correspondiente para que determine lo procedente, sin embargo, no dice el por qué mantenían en la jurisdicción sanitaria esos medicamentos pese a que representan un peligro a la población.

Únicamente dijo que el director de Regulación y Fomento Sanitario, Sergio Carrillo Pérez, está realizando acciones inmediatas para el inventario y desecho de medicamentos caducos, cumpliendo con los lineamientos que establece la Ley.

Detalló que los medicamentos caducos también son considerados como residuos peligrosos, por lo que se les debe dar destino final, que consiste en el envío de los insumos al proceso de incineración en hornos que alcanzan temperaturas superiores a los 1000 °C, a través de una empresa autorizada por la Semarnat, tal como lo establece la Legislación Sanitaria en la materia y evitar riesgos a la salud o que se haga un uso inadecuado. En el Estado se realiza a través del Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envase y Medicamentos A.C. (Singrem).

Remarcó que el desecho de medicamentos tiene que realizarse conforme a los lineamientos, no pueden eliminarse de un día para otro y se tienen que cubrir todos los requisitos.

Inventario de medicamentos

En respuesta a los fámacos caducos en Oaxaca, la dirección general de los Servicios de Salud manifestó que “instruyó a todos los jefes jurisdiccionales y directores de los hospitales del estado, para que se elaborara de manera inmediata el inventario de medicamentos con el objetivo principal de conocer la fecha de compra, surtimiento, proveedor y fecha de caducidad de los mismos”.(DIARIO DE YUCATAN)