Se ampara empresario contra una orden

Gracias a un amparo, el empresario Walter Lubcke Argáez no pisaría la prisión por un millonario fraude que le atribuye un hermano suyo y que presuntamente cometió utilizando documentos que le concedieron para administrar otros bienes.

Previa denuncia de William Lubcke, el caso fue turnado a un juez oral de esta ciudad, pero su defensa recibió informes de la orden de aprehensión expedida contra el acusado, por lo que solicitó un amparo.

Un juez federal, como en todos los casos, concedió la suspensión provisional de la detención, pero fijó al inculpado varios requisitos para seguir en libertad, uno de éstos es acudir ante el juez que lo requiere para continuar el proceso judicial.

En una primera audiencia, de imputación, Walter guardó silencio ante la acusación: usando un permiso legal hizo una donación gratuita de tres fincas ubicadas cerca de Sotuta de Peón, todas del municipio de Tecoh.

El denunciante señala que su cercano pariente no estaba autorizado a realizar ese tipo de donación.

En la siguiente audiencia, de vinculación, el inculpado de nuevo guardó silencio, por lo que el Juzgado 1o. de Control, al continuar con el proceso, ordenó sea sometido a investigación.

Al mismo tiempo, determinó que por el amparo solicitado seguirá su libertad en manos del juez federal.

Al cambiar su situación jurídica, el amparo quedará sin materia de estudio, por lo que se espera que en breve, sin que sea aprehendido, solicite otro juicio de garantías, ahora por la vinculación.

Se considera que los bienes cedidos “a título gratuito” a favor de Silvia Argáez Escalante están valuados en cerca de $300 millones.

En los próximos días no se espera mayor movimiento del caso.(Diario de Yucatán)