Pruebas de ADN: Solución a Paternidad en conflicto

Las pruebas de ADN, para salir de las dudas y para dirimir controversias legales

Cada vez son más yucatecos que ven las pruebas de ADN como una herramienta para salir de dudas sobre su paternidad, como modernos “Sorullos”, o para dirimir conflictos en los juzgados.

En los casos de juicios, el Poder Judicial del Estado tiene una lista de laboratorios certificados y reconocidos para realizar ese trabajo pericial.

Aunque son más comunes los juicios de ese tipo, lo cierto es que los estudios de paternidad siguen siendo accesibles sólo para quienes pueden pagarlos.

El precio promedio que cobran las instituciones locales, para fines legales, es de 12,000 a 15,000 pesos. Pueden costar menos o más que esa cantidad de acuerdo con quien presta el servicio.

Por lo general, en un juicio cada parte presenta su propia prueba pericial, a menos que una decida adherirse a la otra. Sólo en caso de discrepancias —poco probables— el juez ordena un tercer peritaje.

Abogados de la rama familiar consideran que el precio de esas pruebas es un obstáculo para muchas madres que no tienen recursos económicos suficientes y, por tanto, se ven imposibilitadas para continuar los juicios contra hombres que se niegan a reconocer la paternidad de sus hijos y a cumplir su obligación de proporcionarles alimentos.

No en todos los casos se recurre a las pruebas de ADN con fines legales. Hay quienes las solicitan por motivos particulares, como las sospechas de infidelidad de su pareja.—(DIARIO DE YUCATAN)