Podrían perder reses en Peto por la falta de lluvias

PETO.— La falta de lluvia está afectando a los hatos ganaderos de la población, pues prácticamente los animales se han quedado sin pasto.

Por lo anterior existe preocupación entre los productores, quienes deben ingeniárselas para evitar pérdidas, según indican.

Juan Canché Estrella, presidente de la Asociación Ganadera local, informó que muchos productores se ven en la necesidad de comprar forraje para ir ayudando a sus hatos y puedan soportar la temporada de sequía que aún está por iniciar.

El panorama es poco alentador, explicó, porque este año la sequía se inició con meses de anticipación. Además, pronostican que la situación sea más complicada en los próximos meses, incluso podría haber pérdidas de animales.

El dirigente señaló que precisamente por la falta de pasto en los potreros el ganado pierde peso. La situación empeoraría cuando la sequía se intensifique.

Desde noviembre pasado no han caído las lluvias en esta zona y las escasas precipitaciones que cayeron en vez de ayudar empeoraron la situación debido a que propició que el pasto se secara más rápido.

Algunas de las alternativas que tienen los productores es comprar pollinaza y ramón para ir ayudando a los animales, informó.

Aunque la pollinaza actualmente tiene un costo de $1,400 por tonelada, mientras que una mata de ramón puede costar más de $150.

Cuando la sequía sea más intensa el precio del ramón se incrementa hasta los $400 por mata, lo que implica un gasto serio para los ganaderos, quienes al no tener más alternativas se ven en la necesidad de comprarlo con tal de evitar que sus animales se queden sin comer.

Piden que los apoyen con alimento para el hato.