EL PÁNICO SE APODERA DE PLAZA FIESTA: UNA MUERTA

Una mujer fue asesinada hoy en el interior del centro comercial Plaza Fiesta, a la vista de todos, provocando una histeria general entre los clientes que lo atestiguaron y entre quienes escucharon que “estaban matando” y había “gente muerta en el súper”.

Se trató de un feminicidio, el tercero en el lapso de un mes, y ocurrió en el interior de la tienda Soriana, al norte de Mérida, a manos de un sujeto que clavó un cuchillo a su esposa porque supuestamente ella no quiso continuar la relación.

PRESIDIO recabó las versiones de diferentes testigos en el lugar de los hechos.

La mujer asesinada fue identificada como Esmeralda Cano Baas, de 25 años de edad, quien se encontraba haciendo compras cuando su marido Enrique Real Castillo, de 28 años, le llamó y dijo que quería platicar de sus problemas maritales, a lo que ella accedió e indicó que se encontraba en el súper.

El sujeto acudió a la cita con su mujer con un cuchillo oculto entre sus ropas, presuntamente a sabiendas de que ella ya había iniciado otra relación sentimental, aunque con esperanza de convencerla.

Trascendió que el asesino, originario de otro estado, ya tenía antecedentes de violencia en el hogar y era uno de los motivos por los cuales la mujer deseaba dar por terminada su relación en forma definitiva.

Al encontrarse en Soriana, ella reiteró su negativa a continuar con su matrimonio. Lo que desató la ira del homicida fue cuando le confesó que ya tenía otra pareja, que era más hombre que él y podía hacerla más feliz.

Fue entonces cuando Enrique sacó el cuchillo y lo clavó en el pecho a la infortunada joven mujer, quien se desvaneció, herida de muerte, ante la mirada atónita de los clientes de la tienda.

De inmediato se armó el caos, con gritos y gente corriendo en todas direcciones, esparciendo el rumor que alarmó a los demás, mientras testigos más sensatos llamaron a los servicios de emergencia para solicitar una ambulancia y la presencia de la Policía.

Al llegar los socorristas la mujer ya había fallecido. El sujeto fue detenido en el lugar, que quedó atestado de policías y en estos momentos continúa acordonado por los agentes estatales, en espera de que la Fiscalía General del Estado realice su trabajo de levantar evidencias del asesinato, que a todas luces se configura como un feminicidio y cuya pena máxima es 50 años de prisión.

Sería el tercero ocurrido en Yucatán en un lapso de 30 días, pues el 22 de mayo un policía de Tekax oriundo de Chiapas, Bernardo Vázquez Argüello, asesinó a su esposa Carmelina Chan porque ella se negó también a continuar la relación debido a la violencia doméstica de que era víctima en el hogar.

Y más reciente fue el sonado caso de un joven en Peto, Adrián Chan Novelo, que el pasado 6 de junio asesinó a su ex novia, Heydi Tziú Cardoz, de 18 años de edad, al negarse ella a reanudar la relación, lo cual lo sumió en depresión antes de decidirse a matarla.

En todos los casos las mujeres murieron acuchilladas.(PRESIDIO YUCATAN)