“Megarrobo” de más de 7mil hectáreas en Hunucmá

HUNUCMÁ.— “Durante la gestión del anterior comisario ejidal, Víctor Manuel Canul Gómez, quien estuvo asesorado por el abogado Rafael Acosta Solís, se registró un megarrobo, porque en la asamblea del 7 de febrero de 2015 se parcelaron 7,301 hectáreas sin el conocimiento de los ejidatarios”, denunció el comisario ejidal, Pedro Alfonso Tzuc Cetina.

—Las 7,301 hectáreas representan la tercera parte de las tierras ejidales de Hunucmá —destacó.

—Pensé que después de los enfrentamientos de las asambleas (en las que el grupo de Canul Gómez y Acosta Solís buscaron destituir a Tzuc Cetina) disminuirían los conflictos, pero no es así —dijo el comisario al comenzar la reunión que convocó, anteanoche martes, a 7:35, ante unos 250 ejidatarios, aunque según los organizadores asistieron unos 350 socios.

También dijo que “el dinero puede corromper a los de arriba”, en alusión a funcionarios del Registro Agrario Nacional (RAN).

—En un principio los del RAN nos dieron largas para entregarnos los documentos, pero tras el plantón que hicimos en la entrada de ese lugar (en Mérida), el delegado de esa dependencia, Cástulo Ramírez García, nos dio los documentos que solicitamos (las actas de tres asambleas, aún no inscritas, y los planos anexados).


(imagen de archivo)

—En la revisión de las actas y planos se detectó que hay 100 lotes de Sampool a nombre de una sola persona: Bernarda Canul Sosa, a quien investigamos y resultó ser esposa de Luis Ek Uicab, secretario de la pasada administración ejidal.

—Las tierras de Sampool están bien cotizadas y por ello en un futuro cercano serán una entrada millonaria para Ek Uicab.

—También se detectaron que 10 lotes ubicados en esquinas, cada uno con 10 metros de frente por 20 de fondo, están a nombre de la esposa de Canul Gómez —detalló.

Anunció que convocará a una asamblea y revocarán esas asambleas para que el ejido recupere esos lotes.

Entre dos puertos

También denunció que sin el conocimiento de los ejidatarios se mensuraron 1,000 hectáreas entre Chuburná y Sisal, detrás de Eknakán.

—En esos terrenos ya se trazó y se sacaron 3,000 lotes, que presuntamente se vendieron a una persona de nombre Gabriel Guzmán Millet, a quien tenemos que preguntarle a quién los compró y en cuánto; también se le hará ver que si le interesan, tiene que pagar a los ejidatarios.

—El acta de la asamblea de esas tierras ya está en el RAN —abundó.

—Por todas estas anomalías tenemos que seguir luchando para desmantelar todo lo que hicieron Tikín (por el ex comisario ejidal Manuel May Cuxim) y su banda.

El comisario ejidal luego habló de las 7,301 hectáreas de tierras parceladas por la directiva ejidal 2013-2016.

—Se trata de un robo de gran dimensión, pero tenemos la ventaja que esa asamblea aún no es registrada en el RAN,
así que vamos a ver que se cancele y se devuelvan los documentos.

Tierras en la vía a Sisal

El líder ejidal no precisó la ubicación de esas tierras, pero se averiguó que estarían a la vera de la vía a Sisal,
a la altura del antiguo camino rústico Chencopó-Pakal, donde el anterior comisario y su gente derribaron la reja
con que campesinos administran ese camino.

—¡Ahora todo queda claro! Por eso el ex comisario ejidal y Acosta Solís tenían una actitud agresiva al pelear por
la apertura de ese camino —expresó un ejidatario, quien se dijo conocedor de asuntos del ejido.

Ante la situación, Tzuc Cetina exhortó a los ejidatarios a no aceptar la mercancía ni proporcionar su firma por
los $500 que suelen ofrecer los ex directivos ejidales.

—¿Saben qué estarían firmando? ¡Poderes para que Acosta Solís disponga de sus tierras! Por eso les pido que les acepten nada y que se aguanten, ya que tenemos dignidad y eso vale más que cualquier cosa.

Aunque se decía que el comisario convocaría a una asamblea este domingo para votar que se invaliden asambleas
que permitirán al ejido recuperar sus tierras, no hubo tal convocatoria.

Al final, el comisario convocó a una junta informativa el próximo lunes, a las 7 de la mañana y dijo que tras analizar los documentos recibidos, convocaría a otra.

Preguntado sobre los panfletos que dicen que tiene con un asesor, Tzuc Cetina dijo: “No necesito de asesores;
lo
que sí tengo son colaboradores porque no soy una lumbrera en el tema del ejido”.

Freddy Chuc Euán, socio del grupo 3 del ejido que es señalado como uno de los asesores del comisario ejidal,
negó que sea asesor y dijo que en la ciudad circulan panfletos que “sólo buscan confundir a la opinión pública
y enfrentar a los ejidatarios”.

“Desesperados”

—Están desesperados (en alusión a la pasada directiva ejidal) porque saben que ya contamos con las actas de asam
blea que pensaron que mediante el poder político y económico ocultarían.

—Siempre he manifestado que ellos (los directivos del trienio 2013-2016) manejaron doble convocatoria para sus asambleas: una que mostraban a los ejidatarios y otra que registraban en el RAN.

—Así que no nos extraña que sigan haciendo falsas asambleas, pues tanto Manuel May como Víctor Canul aún tienen
sus sellos.

Por su parte, el ejidatario Esteban Canul Dzul indicó que están de acuerdo con el comisario ejidal, pero “es necesario convocar a una asamblea para sacar del ejido a los empresarios que en la administración pasada fueron registrados e incluidos en el padrón como ejidatarios”.

Entre la multitud se dejó escuchar una voz contra Canul Dzul que gritó: “¡Te vendiste!”, pero el atacado replicó: “¡Jamás me he vendido!”.(DIARIO DE YUCATAN)