LA CRISIS EN EL PRI DE QUINTANA ROO : “O SE VA ‘RAY’ O AL PRI SE LO LLEVA… ‘EL VERDE’

CANCUN, MX.- Para el diputado federal, José Luis ‘Chanito’ Toledo Medina, el PRI requiere de acciones inmediatas y rotundas, que impidan que el priismo quintanarroense sea entregado al PVEM, por lo que no sólo es impostergable la renuncia de Raymundo King, como presidente estatal, sino también la salida de Manuel Andrade como delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de ese partido.

Emplaza hasta mayo o junio para que el PRI cambie de dirigentes y, al mismo tiempo, desliza que valora “otros caminos” para 2018. Además, revela que la influencia del PVEM sobre el priismo quintanarroense llegó al extremo de que Mauricio Góngora fue impuesto con la anuencia del líder ‘moral’ del PVEM, Jorge Emilio González Martínez, ‘El Niño Verde’.

En entrevista con Noticaribe, el priista playense también refiere las razones de la derrota del PRI en las elecciones del año pasado, en las que incluye “los abusos y los excesos” del gobierno en funciones; acusa que enfrenta amenazas y persecución, define el rol de su partido como oposición frente a Carlos Joaquín González y asegura que es real su desvinculación con Roberto Borge.

“Nos encontramos ante una crisis interna del partido, una crisis en la que no hay un liderazgo respetable, no hay una dirigencia que tenga capacidad política para poder encontrar las coincidencias dentro de las divergencia de los grupos políticos, y sobre todo la capacidad de entender que en esta coyuntura, todos tenemos que aportar para reconstruir el PRI”

De entrada, ‘Chanito’ Toledo señala que el PRI está en crisis, no solo por la derrota del pasado 5 de junio, sino porque carece de una liderazgo respetable y porque se trata de imponer un acuerdo nacional “en lo oscuro” para entregar el priismo quintanarroense al PVEM.

“Nos encontramos ante una crisis interna del partido, una crisis en la que no hay un liderazgo respetable, no hay una dirigencia que tenga capacidad política para poder encontrar las coincidencias dentro de las divergencia de los grupos políticos, y sobre todo la capacidad de entender que en esta coyuntura, todos tenemos que aportar para reconstruir el PRI”, detalla.

Y advierte:

“Estamos atravesando una crisis en la que se ha valorado más un acuerdo político tomado en lo oscuro, de entregarle el PRI a otra fuerza política, que la propia coyuntura de los que representamos alguna fuerza dentro del PRI”.

Esta crisis, señala, empieza a tener consecuencias como la renuncia del ex senador Eduardo Ovando y la pretensión de un grupo de priistas chetumaleños de conformar un nuevo partido político estatal.

El ex precandidato a la gubernatura, que ahora encabeza, juntos con otros líderes priistas, un movimiento de “refundación” del PRI-QR, anticipa que se requiere trazar una ruta ante el 2018, en la que además se defina al priismo de Quintana Roo en una “oposición responsable”, en una estrategia conjunta, que incluya a sus presidentes municipales, a los diputados locales y diputados federales, así como a los delegados del gobierno federal.

Pero, sostiene:

“Esta crisis debemos entenderla todos y poniendo en primera instancia la renuncia de Raymundo King, al frente de la dirigencia. Es lo primero que tiene que ponerse en la mesa, pero en una mesa de iguales, incluyéndolo a él”.

Establece que con todo, el PRI tiene la capacidad de refundarse, de reorganizarse y no acabar como satélite del PVEM.

Sin embargo, manifestó que de continuar Raymundo King, señala, se consolidará un acuerdo en el que el PRI cede sus espacios al PVEM.

“Lo que no podemos asumir es que haya en Quintana Roo alianzas de facto que vienen acordadas desde otras esferas y lo que sigue es la sumisión para los que queremos un mejor partido”, afirma.

NO SE LOGRÓ MANTENER LA UNIDAD, Y EL PRI PERDIÓ
El ex líder estatal del Frente Juvenil Revolucionario (FJR) señala que el primer factor que llevó al PRI a la derrota fue que no logró mantener la unidad.

“Debimos de haber mantenido, sobre cualquier cosa, un acuerdo para lograr la unidad en la búsqueda de la dirección de la candidatura a Gobernador. Carlos se fue y hoy es Gobernador. Y parece que no entendimos la lección”

“Debimos de haber mantenido, sobre cualquier cosa, un acuerdo para lograr la unidad en la búsqueda de la dirección de la candidatura a Gobernador. Carlos se fue y hoy es Gobernador. Y parece que no entendimos la lección, que lo queremos ver”, asegura.

Pero lamenta que prevalece un clima de linchamiento contra los disensos internos y este escenario ha reaparecido con la exigencia de la renovación de la dirigencia estatal del PRI.

“Hoy, lo que enfrentamos es lo mismo que le hicieron a Carlos Joaquín. Nos quieren amenazar, nos quieren perseguir, no quieren abrir el diálogo”.

En seguindo lugar, entre los factores que llevaron al PRI a la derrota, estaban los excesos del anterior gobierno.

“Me refiero a todo tipo de excesos que también fueron parte de un proceso donde la ciudadanía dijo basta de esto y queremos concluir un nuevo gobierno”, abunda.

Y finalmente, otro factor que fue contundente para el revés priista, señala, fue “una alianza inequitativa que buscaba que un grupo tuviera el control político del estado”.

En esta “alianza inequitativa”, acusa: “los que somos más en el PRI, fuimos minoría en la repartición de candidaturas”.

Y asegura:

“La alianza no se negoció en Quintana Roo, se negoció en México para pagar cuotas políticas”.

Pero, además, precisa que la definición de la alianza “no estuvo dispuesta a estar a la altura de los ciudadanos”, sino que “se escondió en una maquinaria de despensas”.

En su actual ruta, el PRI va directo a ser la cuarta fuerza política, a partir de la consigna de que ahora le toca al partido verde poner gobernador de Quintana Roo a como dé lugar, dijo.

“Hoy el PRI está al servicio del Verde”, lamentó.

“¿Qué tan cierto es que Jorge Emilio González fue clave para la definición del candidatura del Gobernador (que recayó en Mauricio Góngora)?- pregunta el reportero.

“Es muy cierto, es muy cierto”, confirma.

Señala, sin embargo, que no busca el rompimiento del PRI con el PVEM, pero el Partido Verde “debería de construir una alianza donde todos ganen”.

Y, advierte:

“Lo que tenemos que cuidar son las ambiciones. Quintana Roo no tiene dueño. En Quintana Roo “las patentes de corso” o los llamados propietarios, que quieren venir a controlar la política, van a tener oposición y esa oposición somos nosotros, somos los políticos de pensamiento libre”.

“Hay un intento de secuestro al estado, donde una clase política que no escucha, que no atiende, que gobierna a medias, quiere imponerse. Lo que no podemos es ser rehenes de un grupo político, que nos quiera someter”.
Y reitera

“Hay un intento de secuestro al estado, donde una clase política que no escucha, que no atiende, que gobierna a medias, quiere imponerse. Lo que no podemos es ser rehenes de un grupo político, que nos quiera someter”.

Pero, en medio de esta contraofensiva contra el ‘Verde’, queda su padre, Marciano ‘Chano’ Toledo, que fue candidato del PVEM a presidente municipal de Solidaridad, y su hermano Carlos, que es diputado local de ese partido.

Frente a esta circunstancia asegura: “Las convicciones que a mí mueven están dentro del PRI”.

Y agrega que, por votar favor del aumento al Impuesto Sobre Adquisición de Bienes Inmuebles (ISABI), le hizo “un reclamo personal” a su hermano Carlos, y a las bancadas del PRI y PVEM.

El ex presidente de la Gran Comisión del Congreso del estado, señala que tiene autoridad moral para este reclamos dentro del PRI, con todo y la cercanía que tuvo con Roberto Borge.

Al margen, destaca que lleva 17 años en la política y que fue líder municipal del FJR con Joaquín Hendricks; dirigente estatal de esa organización de jóvenes priistas con Félix González y con Roberto Borge, obtuvo “la madurez y el cimiento de mi carrera política”.

“Le debe la oportunidad, pero siempre he tomado las decisiones por mí mismo”, agrega.

“Y cualquiera que busca la refundación del PRI tiene autoridad moral”, subraya.

– Pero fuiste el ‘delfín’ de Roberto Borge. ¿Cómo quedas ahora? – insiste el reportero.

“Yo aproveché una coyuntura política importante. Tuve la oportunidad de ser el diputado federal mejor votado en 2013 y eso me da la posibilidad, con la confianza de la bancada priista (en el Congreso del estado), de ser el Presidente de la Gran Comisión. Logramos hacer acuerdos fundamentales, con la oposición en Quintana Roo, esos acuerdos lograron construir una Legislatura seria, una legislatura sin abusos, sin excesos”.

“Y eso me da la posibilidad de recorrer el estado y de tomar un carril dentro de esta coyuntura, donde ciertamente el entonces gobernador Borge tuvo mucho que ver para ser candidato a diputado federal. Fui el mejor votado del País y eso me da la posibilidad, en el último tramo, de ser el político priista con más rentabilidad para buscar la candidatura a gobernador”, afirma el legislador.

Toledo Medina admite que esta crisis interna en su partido, también implica su eventual salida de ese instituto, si continúa la inercia de entregar al PRI-QR al ‘Verde’, en la que subyace la permanencia de Raymundo King

-¿De continuar esta inercia, te ves fuera del PRI?– pregunta el reportero.

“Yo daré la batalla última en el partido, yo llegaré hasta lo último para llegar a la refundación del partido y lo último es agotar todas las circunstancias que podamos tener para poder tener una dirigencia que nos escuche, que dialogue, que represente nuestros intereses. Ya lo he dicho: no quiero la dirigencia, quiero algo más allá, algo más grande, que es la integración de un partido”.

-¿Hay plazos?

“El cambio de la dirigencia tiene que ser ya. Si no hay un cambio para junio, el tiempo está perdido. Si las cosas no están para mayo o junio, el tiempo va a ser nuestro peor enemigo y el daño va a ser irreversible y vamos a estar entregando el partido”.

Aunque señala que es temprano para decidir sobre si insistirá en la gubernatura, acepta que buscaría una candidatura en 2018, cuando habrá elecciones concurrentes federales y municipales.

“Yo aspiro que en el 2018, Dios me dé la oportunidad de encabezar desde alguna trinchera los esfuerzos de un pueblo, legítimas, sin atropellar a nadie, en una coyuntura donde ganemos todos”, señala.

Y finalmente, desliza:

“Lo importante es que siempre hay opciones y esas opciones las valoraremos”. (Noticaribe)